Este blog busca difundir algunas fuentes de la obra vygotskiana publicada en español, así como traducir algunos artículos editados en revistas y libros o bajados de la red; todo relacionado con Vygotski.

martes, 26 de septiembre de 2017

González Rey


Reflexiones complementarias sobre la pieriezhivanie
Fernando González Rey
Mind, Culture, and Activity 23 (4): 346-349, 2016

Traducción: Efraín Aguilar

La relevancia de este número dedicado a la pieriezhivanie es colocar lado a lado a algunos  autores que trabajan con el concepto, permitiendo reflexiones que están más allá de los artículos escritos por cada uno de nosotros. En mi comentario quiero señalar que la  pieriezhivanie no solo fue un concepto más en la teoría de Vygotski; no puede ser discutida por separado de la representación más general de Vygotski en términos de la teoría general de la psicología en ambos periodos de su obra, en los cuales el concepto fue abordado en La psicología del arte al inicio de su obra y en El problema del medio y La crisis a la edad de siete años en 1933–1934.
La pieriezhivanie fue, desde mi visión, un concepto en transición durante esos dos periodos en los que Vygotski se enfocó en él. En La psicología del arte, pieriezhivanie fue usada junto con la imaginación, las emociones, la fantasía y la creación artística como parte del esfuerzo de Vygotski para avanzar un sistema teórico capaz de estudiar la compleja vida emocional de los seres humanos.
Sin embargo, ese entusiasmo espontáneo de Vygotski por conceptos que emergen de su interés por el arte y de los procesos psíquicos relacionados con el propio arte, fue interrumpido abruptamente cuando se unió al grupo de Kornílov en 1924 (Zinchenko, 2012). Pese a que Kornílov felicitó a Vygotski por La psicología del arte en una carta que le envió mientras estaba internado en el hospital Zajarino en 1925 (Zaversneva, 2016), en 1928 Kornílov criticó a Vygotski por haberse alejado del marxismo en su plática “El  problema de la voluntad en la psicología marxista” (Bostmánova, Gúsieva, & Rávich-Scherbo, 1994).
Cuando él cambió a posturas más instrumentales y conductuales entre 1927 y 1931, al procurar avanzar en el carácter cultural de las funciones psicológicas superiores mediante los signos, la presión del clima ideológico dentro del grupo de Kornílov también debió influir en este giro objetivista de Vygotski, a pesar de que sus nuevas ideas en ese periodo sin duda eran resultado de su propio pensamiento. Esto a su vez no solo fue teórico, sino también metodológico, como se evidenció en su escrito de 1928 La ciencia de la psicología, en el cual defendió un abordaje naturalista-empírico para investigar lo que estaba lejos de los requisitos metodológicos para el estudio de la pieriezhivanie. Entre  1927 y 1931 despreció los principales conceptos asociados con la pieriezhivanie en La psicología del arte.
Al final de su obra en 1933–1934, Vygotski usó de nuevo la pieriezhivanie dentro de un grupo nuevo de conceptos, tales como sentido, situación social del desarrollo y una nueva definición del pensamiento. Como Roth y Jornet lo señalan en el resumen de su artículo en este número, “la pieriezhivanie a la luz de la dirección posterior de Vygotski  requiere, como expresó en sus cuadernos, reescribir mucho de la teoría que había establecido antes” (p. XX). Sin embargo, la definición de Vygotski de pieriezhivanie fue criticada por Leóntiev en 1937 (1989) e ignorada por completo en psicología durante todo el periodo soviético. D. B. Elkonin (1984) se refirió de paso a la pieriezhivanie en su epílogo al volumen 4 de las Obras Escogidas de L. S. Vygotski en ruso, en el que se incluye La crisis a la edad de los siete años:

Aquí Vygotski planteó la cuestión de la unidad, que contiene en sí misma la unidad del medio y la personalidad del niño. El autor propone tomar a la pieriezhivanie como esta unidad. Entre los psicólogos contemporáneos este problema ha sido trabajado por una de las discípulas de Vygotski, L. I. Bozhóvich (1968). (p. 403; traducción mía del ruso)

Esta falta de atención a la pieriezhivanie en la psicología soviética es una expresión de la  incompatibilidad de las consecuencias teóricas y epistemológicas implícitamente asociadas con la definición de pieriezhivanie, las cuales eran profundamente contradictorias con respecto a la psicología dominante oficial representada por Leóntiev y sus colaboradores desde los años 1950. Sin embargo, Bozhóvich criticó el reduccionismo de Vygotski en su definición de pieriezhivanie al final de su obra.
Bozhóvich (1968) señaló,

Si el concepto de pieriezhivanie desarrollado por él (Vygotski) nos acercó a la  interpretación de las causas reales del desarrollo del niño, la búsqueda subsecuente de las bases psicológicas de la pieriezhivanie que concluyó en el concepto de generalización, nos llevó de vuelta a posturas intelectualistas. (p. 125; traducción mía del ruso)

La intelectualización de la pieriezhivanie por Vygotski resultó del lugar central que le atribuyó a la comprensión del niño de las emociones en su definición, y a la relevancia de la generalización en la génesis de la pieriezhivanie en La crisis de los siete años de edad. El interés de Vygotski en la unidad de los procesos cognitivos y afectivos en ese momento, me lleva a concluir que él todavía no tenía los recursos teóricos para el avance posterior de los nuevos conceptos que introdujo en el último periodo de su obra, en sus interrelaciones y su exactitud teórica.
La pieriezhivanie fue usada en paralelo con el concepto de sentido. Ambos conceptos se traslapaban a veces, lo cual es otra evidencia de que estos nuevos conceptos aún estaban en proceso de desarrollo. Sin lugar a dudas, estos conceptos estaban relacionados con una nueva representación de un sistema general nuevo de psicología que  Vygotski tenía en mente al final de su vida. De acuerdo con Leóntiev (1992) y Zaviershnieva (2016), ese sistema era una nueva representación de la consciencia como un sistema de sentidos. Leóntiev (1992) declaró,

Si Vygotski hubiera vivido solo unos cuantos años más, con seguridad habría concentrado su esfuerzo en el análisis de este sistema [de sentidos]. Y esto de modo inevitable le  hubiera conducido a lo que ya había soñado en El significado histórico de la crisis en psicología… una revisión completa de todo el aparato conceptual de la psicología moderna. … No un simple movimiento continuo, sino un complicado sistema de sentidos. (p. 43)

Esta hipótesis de Leóntiev ha recibido el apoyo de los últimos estudios de Zaviershnieva (2016) en los archivos de Vygotski.
Bozhóvich (2009) comprendió la necesidad de progresar en la definición del  concepto de pieriezhivanie desde el punto en que lo dejó Vygotski:

En otras palabras, lo que subyace a la pieriezhivanie, como lo vemos, es el mundo de las necesidades de los niños —sus impulsos, deseos, intenciones, entrelazados de modo complejo unos con otros e interrelacionados con las posibilidades de satisfacer esas necesidades. Y todo este sistema complejo de conexiones, el mundo entero de las necesidades e impulsos de un niño, debe ser descifrado de modo que podamos comprender la naturaleza de la influencia que ejercen las circunstancias externas sobre el desarrollo mental de los niños. (p. 70; traducción mía del ruso)

Bozhóvich, al haber sido la única psicóloga soviética que prestó atención a este concepto, avanzó en la dirección correcta en su intento por descifrar los procesos que, al interconectarse unos con otros, forman la naturaleza psicológica de la pieriezhivanie. Este es un desafío muy contemporáneo para aquellos que deciden avanzar en el estudio de la pieriezhivanie. En este número Roth y Jornet declaran, “la pieriezhivanie implica el movimiento de la consciencia (intelectual, afectiva, corporal) hacia la consciencia” (p. XX). Como Bozhóvich, los autores procuran avanzar el concepto a través de una dimensión no considerada por Vygotski en su definición, al hallar apoyo en Bajtín para este propósito. El tema del diálogo fue bastante ignorado por la psicología soviética hasta los años 1970. Creo que es necesario ser claro acerca de las lagunas en la pieriezhivanie como fue tratada por Vygotski, y ser claro sobre qué hay de nuevo en nuestras propuestas relacionadas con la  pieriezhivanie, para avanzar nuevas definiciones del concepto o definir nuevas vías con base en el principal concepto Vygotski en el periodo final de su obra.
Como resultado de la vaguedad teórica de la definición de pieriezhivanie en los muy tardíos avances de Vygotski sobre el concepto, las demandas epistemológicas y metodológicas relacionadas con su estudio estaban por completo ausentes desde el último periodo de su obra. Vygotski adelantó importantes reflexiones metodológicas en La psicología del arte abordando los conceptos discutidos por él en ese libro. Entre sus  declaraciones metodológicas en La psicología del arte, ésta merece nuestra atención:

Por esta razón, creo que es necesario proponer otro método para la psicología del arte, la cual necesita una clara base metodológica. Contra esta propuesta, objetaré con frecuencia lo que a menudo se dice con respecto al estudio de lo inconsciente: lo inconsciente, por lo que significa esta palabra, es algo no reconocido por nosotros y por lo tanto no está claro para nosotros, y por esta razón, no podría llegar a ser objeto de investigación científica. Partir de esta premisa errónea de que “solo podemos estudiar (y en general solo podemos saber) lo que reconocemos directamente no tiene apoyo, porque estudiamos y conocemos muchas cosas que no conocemos directamente y las cuales conocemos solo con el apoyo de analogías, construcciones, hipótesis, conclusiones, deducciones, etc., en general por vías  indirectas.” (Vygotsky, 1965, pp. 32–33; traducción mía del ruso)

En mi opinión, pieriezhivanie es aquella unidad que integra emociones, percepciones y pensamientos, y que también podría integrar “la plena vitalidad de la vida”, como señalaba  Vygotski en Pensamiento y habla al criticar el divorcio entre operaciones intelectuales y emociones. O es un concepto que, de acuerdo con Roth y Jornet (en este número), “denotaba auto-movimiento, una unidad/identidad en desarrollo que cubre lo “dado” y  “algo que aún está por ser determinado” (p. XX). O tiene otras características o funciones como lo delineó Bozhóvich (2009) en el siguiente pasaje:

Por lo tanto los niños pueden esforzarse una vez más por relacionarse con algo que experimentaron previamente y que les resultó atractivo. En este caso, la pieriezhivanie es transformada de ser una orientación a una meta en sí misma y conduce a la aparición de nuevas necesidades —la necesidad de las propias pieriezhivania. (pp. 74–75)

Si consideramos que todos estos significados interrelacionados podrían relacionarse con la pieriezhivanie, es difícil aceptar que la pieriezhivanie pueda ser estudiada solo por las conductas emocionales observables o las expresiones verbales directas de los niños.
Bozhóvich y colaboradores avanzaron no solo la definición teórica pieriezhivanie, sino también las vías metodológicas para su estudio. A partir de algunos de los dispositivos metodológicos propuestos por Lewin y su grupo, en particular por Tamara Dembo, quien escribió el que podría ser el primer artículo sobre metodología cualitativa en psicología; Slávina (1966) condujo una interesante investigación al estudiar niños con reacciones emocionales intensas ante el fracaso en la escuela. En ese trabajo, las reacciones emocionales estudiadas fueron definidas como las pieriezhivania de los niños, cuya explicación integra diferentes estados y procesos emocionales dinámicos de los niños, tales como nivel de aspiración, posición social del niño en la escuela y algunas otras necesidades relacionadas con la organización actual de su personalidad. Los resultados de la investigación de Slávina y otros investigadores del equipo de Bozhóvich, como Neimark y Chudnovski sobre la orientación de la personalidad, constituyeron un fuerte apoyo para la definición teórica de Bozhóvich sobre la pieriezhivanie recién presentada. Sería importante repetir el trabajo del grupo de Bozhóvich, el cual es el único trabajo que avanza la investigación sobre la pieriezhivanie de una manera congruente.
Espero que este número de Mind, Culture, and Activity represente un primer paso en el progreso de nuevas reflexiones y propuestas que permitan la continuación de la discusión sobre las ideas fundacionales de Vygotski, al hallar nuevas vías para su desarrollo capaces de integrar los avances de Bozhóvich y su grupo en este tema. Muchas de las ideas y conceptos fundacionales y tardíos desarrollados por Vygotski, como la pieriezhivanie, por mucho tiempo no han recibido la atención que merecen.

Referencias

Bostmánova, M., Gúsieva, E., & Rávich-Scherbo, I. (1994). Psijologuícheski Institut na Mojavoi [Instituto Psicológico en la Mojavaia]. Moskvá, Rossía: EAV.
Bozhóvich, L. I. (1968). Líchnost i ieyó formirovanie v diétskom vózrastie [La personalidad y su formación en la edad infantil]. Moskvá, Rossía: Piedagóguika.
Bozhóvich, L. I. (2009). Líchnost i ieyó formirovanie v diétskom vózrastie [La personalidad y su formación en la edad infantil] (Rev. ed.). Moskvá, Rossía: Piter.
Elkonin, B. D. (1984). Epilogue. In D. B. Elkonin (Ed.), L.S.Vygotsky. Sobrániye Sochinienii. Vol 4. [L.S.Vygotsky. Obras escogidas] (pp. 386–403). Moskvá, Rossía: Piedagóguika.
Leontiev, A. A. (1992). Ecce Homo. Methodological problems of the activity theoretical approach. Multidisciplinary Newsletter for Activity Theory, 11/12, 41–44.
Slávina, L. S. (1966). Dieti s affiektívnym poviediéniem [Niños con conductas afectivas]. Moskvá, Rossía: Prosvieshienie.
Vygotskiy, L. S. (1965). Psijológuiya Iskustva [Psicología del arte]. Moskvá, Rossía: Iskustva.
Zavershneva, E. (2016). El Vygotsky no publicado: Una visión general del archivo personal (1912-1934). En A. Yasnitsky, R. Van der Veer, E. Aguilar, & L. García (Eds.), Vygotski revisitado: historia crítica de su contexto y legado. Buenos Aires: Miño y Dávila Editores.
Zinchenko, V. P. (2012). K 80-Lietiu Járkovskoi psijologuícheskoi shkólii [Los 80 años de la escuela psicológica de Járkov]. Voprosy Psijológuii, 6, 133–148.


No hay comentarios:

Publicar un comentario